lunes, 11 de mayo de 2015

La aldea perdida

En los amenos valles de Laviana
la verdad se respira todavía
antes de su herrumbre industrial
este paisaje era grandeza y armonía

Si agudizas el oído en esta aldea dormida
oirás la voz de la tierra que aún perdura 
pan de escanda, heno recién segado,
las flores dulces y la fruta madura.  
                
Quizá podamos esta noche bailar
y olvidarnos del estruendo
del campo y la mina,
y deleitarnos de misterio
de la vieja aldea perdida

Los rapaces apañando la manzana,
homéricos parajes de la arcadia perdida
la liturgia de no faltar a la esfoyaza*,  
el jugarse la vida en cada romería.

Y si cierras bien los ojos por la noche
aún resuenan viejas canciones asturianas
por el eterno amor de Nolo y de Demetria 
celebrando la danza por el trigo y la avellana

Quizá podamos esta noche bailar
Y olvidarnos del estruendo
del campo y la mina,
y deleitarnos de misterio
de la vieja aldea perdida

Quizá podamos esta noche bailar
Y olvidarnos del estruendo
del campo y la mina,
maldecir al dios plutón
en la vieja aldea perdida


Esta es la canción, pequeño Himno, hecho por encargo para el Festival Bilis Club celebrado este pasado viernes 8 y sábado 9 de Mayo en Pola de Laviana, Asturias. 

*La Esfoyaza era una labor dura y laboriosa que cuando llegaba el otoño y el maíz se ponía en su punto había que llevar a cabo, pues era uno de los medios de subsistencia del pueblo.

Eran unos cuantos días de reunión de los vecinos y familiares. La esfoyaza se hacía siempre por las noches y duraba hasta la una o las dos de la madrugada. Se pasaba bien. Las mujeres y los niños se encargaban de esfoyar el maíz, es decir quitaban las hojas sólo dejaban tres o cuatro hojas y luego los hombres se encargaban de tejerlas  para hacer la riestra. Al día siguiente se colgaba en el corredor del hórreo, otra escena preciosa, ver todos los hórreos llenos de riestras de maíz.

"La aldea perdida" es una canción basada en la novela homónima del escritor Armando Palacio Valdés, escritor y crítico literario del Realismo español del XIX nacido en Entrialgo, Laviana, Asturias. 

Hemos cantado la canción hasta en 3 ocasiones en este Festival esta canción junto a Marisa Valle Roso y acompañados de la flauta de Pablo Carrera.

Os diré que esta primera edición ha sido maravillosa y se ha iniciado un camino grande hacia la cultura poética y musical en Asturias. Aquí podéis leer algunas de las reseñas publicadas, ésta pertenece a él sabado 9 en la parte poética.